Control de residuos textiles por alto vacío - Pneumafil

Sistemas de control de residuos de alto vacío Abington

Abington originó la tecnología de transporte neumático / alto vacío para el control de residuos textiles. Ahora los sistemas de vacío industrial Abington se utilizan en instalaciones donde se fabrica una amplia variedad de productos.

Logotipo de Pneumafil

Abington originó la tecnología de transporte neumático / alto vacío para el control de residuos textiles. Ahora los sistemas de vacío industrial Abington se utilizan en instalaciones donde se fabrica una amplia variedad de productos, como:

  • Fibra de vidrio
  • Alfombra
  • Industria Textil
  • Textiles no tejidos
  • Pelotas de golf
  • Películas plásticas
  • Fibras extruidas
  • Recortes de papel
  • Hormigón


El sistema de vacío Abington está diseñado para la recuperación de productos valiosos y la captación de residuos industriales como recortes, fibra, polvo y residuos plásticos en todas las zonas diferentes de la planta. El material se transporta neumáticamente a una ubicación central para su posterior eliminación o futuro uso. El sistema básico está formado por tres componentes principales:

  • Entradas de planta manuales y automáticas para la recogida de residuos
  • Tuberías de aluminio para transportar el material residual
  • Equipo de cuarto de residuos centralizado, incluidas las bombas de vacío, los separadores primario y secundario, los receptáculos de residuos y los mandos de control.

Entradas de planta

Boquilla de filtración de aire textil

El típico sistema de vacío industrial Abington emplea dos tipos de entradas: las controladas manualmente y las controladas automáticamente. Las entradas manuales incluyen mangueras y estaciones de barrido de suelo. Estas entradas se utilizan para la limpieza general, como por ejemplo cuando se limpia alrededor y debajo de la maquinaria de producción. El uso de estaciones de vacío manual puede reducir los gastos y la contaminación que causa la limpieza con aire comprimido y contribuir a crear un entorno laboral saludable.

Estas entradas también pueden evacuar y limpiar las mangas de filtro que se utilizan para capturar los residuos de recortes y las fibras más gruesas que se generan durante los procesos de fricción y cizallamiento. Las válvulas de entrada se abren según una programación de fechas y horas predeterminada, bajo el control de un controlador programable.

El funcionamiento de los sistemas de vacío centralizado superan al de los demás sistemas de vacío que han sido diseñados principalmente para la limpieza debido, mayoritariamente, al diseño de los boquillas automáticos, los cuales pueden capturar polvo allí donde se acumule y hacerlo con la máxima fiabilidad.

Tuberías de transporte

Tuberías del filtro de aire textil

Los sistemas de vacío industrial Abington incorpora tuberías de aluminio de pequeño diámetro para el transporte de residuos desde las entradas a la estación central. Los tubos ocupan muy poco espacio y pueden instalarse suspendidos del techo o bajo el suelo. Las características incluyen:

  • Los tubos se instalan con puesta a tierra para evitar la acumulación de electricidad estática
  • Los elementos de sujeción de los tubos son direccionales con superficies internas suaves para facilitar un mejor flujo del material
  • Se utilizan juntas de goma en todos los elementos de sujeción para evitar fugas de vacío

Esta atención al detalle es una de las razones por la cuales un sistema de control de residuos Abington proporciona un funcionamiento eficiente y libre de problemas a largo plazo.

Equipo de sala central de residuos

Recuperación de productos textiles

La sala central de residuos es el corazón del sistema de vacío industrial Abington El sistema de vacío de varias etapas usa extractores centrífugos para extraer los residuos a la sala. Este tipo de sistema ofrece:

  • Bajos niveles de ruido durante el funcionamiento
  • Alta eficiencia energética
  • Tolerancia al polvo
  • Altos niveles de vacío (8 - 12 pulgadas de Hg) sin controles especiales cuando hay varias entradas abiertas
  • Capacidad para nuevas y considerables ampliaciones

Los residuos llegan en dos formas: residuos fibrosos voluminosos capturados en los equipos de producción, mangas de filtros automáticas y las entradas manuales y, por otro lado, el polvo vaciado procedente de los sistemas de filtración de la planta.

Los residuos de fibra se introducen en dos depósitos separadores primarios gemelos dotados de un sistema de descarga automática. Esta disposición permite el funcionamiento continuo debido a que un depósito está siempre en línea mientras el otro se está vaciando en un receptáculo de residuos. Los tamices del separador disponen de un sistema autolimpiante basado en un mecanismo rotatorio patentado de aire comprimido. Los tamices puede extraerse fácilmente siempre que ello sea necesario por motivos de mantenimiento.

El embalador Abington suministrado (en la ilustración) es un receptáculo flexible para residuos. Existen varios modelos disponibles que producen balas con pesos entre 500 y 750 libras. Las balas de medida estándar se producen en el embalador horizontal para el reciclado, el mezclado, el almacenamiento para uso futuro, la reventa o la eliminación. Los modelos automático y semiautomático están disponibles e incluyen unas unidades verticales para las ataduras del embalado, las cubiertas de las pacas y otros propósitos.

El polvo vaciado y el polvo no capturado por el separador primario se introducen en un filtro de polvo fino (en la ilustración). Este es un filtro de manga autolimpiante que incorpora una acción centrífuga para separar las partículas más pesadas a la vez que captura el polvo fino en las mangas. Las mangas se limpian mediante impulsos inversos de aire comprimido. Los residuos se recogen en una tolva que, a través de un sistema de válvulas de distribución, se vacía automáticamente a una briquetadora, una compactadora de tornillo o una manga de plástico.

La sala de residuos y las funciones y temporización automática de la válvula están controladas por un controlador programable Abington (en la ilustración). Estos mandos de control son fiables y flexibles, y pueden acomodar futuras ampliaciones en el sistema y cambios de secuencias. Sintonización de precisión mediante mandos manuales y interruptores de contacto para variaciones anticipadas y de servicio. Es posible incorporar también funciones de alarma para, por ejemplo, la detección de incendios y las rutinas de extinción. Los ciclos especiales pueden gestionar cargas pesadas en estaciones seleccionadas de recogida automática.

Contacto